Unibet: el éxtasis de Inglaterra contra Holanda en la Euro 96

Sería el único juego en Wembley en el que los fanáticos de la oposición no quedarían eclipsados por la afición local. Había enormes franjas de naranja alrededor del estadio, lo que ayudó a darle al juego la atmósfera de una copa final. Cuando la cámara hizo una panorámica del equipo de Inglaterra durante los himnos, parecían relajados y listos para comenzar. Paul Ince y Gascoigne intentaban reirse unos a otros; Gary Neville miró inexpresivamente al suelo, mostrando toda la emoción de una estatua de Isla de Pascua; Stuart Pearce cantaba celosamente; Adams también lo hizo, pero usando las palabras equivocadas. Facebook Twitter Pinterest

Inglaterra tendría la primera oportunidad. Darren Anderton conectó un Unibet balón en una esquina baja, la rutina de esquina de Tottenham, cerca del punto de penalti. Alan Shearer disparó en la media volea y Richard Witschge, colocado en la línea, despejó el balón a un lugar seguro.Poco después, Aron Winter perdió una oportunidad gloriosa de anotar desde dos yardas después de empañar un cabezazo desde una esquina.

Ambos lados estaban moviendo la pelota a través del campo a un ritmo crepitante y con calidad real. Los holandeses habían encontrado rápidamente un ritmo y un propósito que sugirieron al menos armonía en el terreno de juego. Inglaterra lo movía con libertad y confianza, Unibet como si colectivamente les hubieran quitado las piernas de las esposas. El comentarista de ITV, Brian Moore, señaló felizmente esta nueva tendencia. “Pareces tan sorprendido allí, Brian”, dijo Kevin Keegan. “Como dijiste: ‘Buen movimiento y buen paso por Inglaterra’. Podemos jugar como los holandeses, solo tenemos que creer un poco más en nosotros mismos”.

Inglaterra había adoptado una política de contención, quedando enrollado para golpear a los holandeses en el contraataque.Uno de esos rompimientos puso a Inglaterra en el frente. Teddy Sheringham recogió una distancia desde la esquina y lanzó un pase que envió a Steve McManaman a la línea holandesa. Cuando McManaman cruzó el área, lo hizo rodar hacia el apresurado Ince, quien improvisó un giro de Cruyff con la piel llena. Fue demasiado rápido para Danny Blind, quien lanzó Unibet una pierna instintiva y lo derribó. Blind fue fichado e Inglaterra tuvo un penalti.

“La penalización se produjo en el otro extremo de donde estábamos”, recuerda Alex Dyakowski, quien fue llevado al juego por su padre, John, como regalo de su undécimo cumpleaños. “Parece recordar que la mayor parte del juego se mantuvo en mi asiento, y todos pasaron todo el juego de pie.Dije: “No puedo ver”. Mi papá me recogió y me abrazó, y al final me colocó sobre sus hombros mientras estaba de pie en su asiento.

“Cuando Shearer” Lo tuve en la esquina, recuerdo haber tenido que agarrarme con fuerza a través de todos los saltos, los abrazos y todo lo demás. Me sentí bastante inestable, mi papá estaba tratando de evitar saltar demasiado. “El viejo y desvencijado estadio estaba Unibet atravesando una noche agitada. Inglaterra 1, Holanda 0.

El resto de la mitad fue controlado por los holandeses. Para alguien de solo 20 años, Clarence Seedorf era una fuerza terriblemente madura en el centro del campo. El juego más no holandés imaginable (algunas bolas largas sobre la defensa de Dennis Bergkamp) creó algunos momentos estremecidos de pánico. Los tiros largos se desviaron ampliamente y las esquinas se acumularon.Los holandeses tuvieron ocho en la primera mitad, y desde un invierno pusieron otro encabezado simple sobre el travesaño desde seis yardas. Michael Reiziger luego pasó por encima de Anderton y cruzó a Bergkamp, quien puso otro buen cabezazo fuera del objetivo. Fútbol: Rob Smyth: En segundo plano: Inglaterra 4-1 Holanda, Euro 96 Leer más

Como había hecho contra Suiza y Escocia, David Seaman intervino con un salvamento crucial. Gareth Southgate no acertó un cabezazo hacia él, lo que puso a Bergkamp por encima del arco. Bergkamp esperó y esperó, finalmente bajó a la esquina izquierda. Seaman arrojó un brazo y palmeó la pelota detrás de una esquina. “Inglaterra realmente necesita medio tiempo aquí”, observó Barry Davies en la BBC.Para ayudar a detener el flujo, Ince derribó a Jordi Cruyff y fue Unibet amonestado, lo que lo descartó en los cuartos de final.

El tiempo parcial llegó con Inglaterra todavía a la cabeza. Los holandeses hicieron un cambio. Johan de Kock reemplazó a Witschge, que había estado vigilando el poste derecho en las esquinas. Alguien no le dio la nota sobre dónde pararse en el caso de un rincón inglés. Esa supervisión precipitó los mejores 45 minutos para el fútbol inglés que no involucró a un juez de línea azerbaiyano, una mini invasión de campo y Nobby Stiles como un tío que se había excedido en el vino de mesa en una boda familiar.

McManaman fue el out-ball para Inglaterra. Sheringham lo encontró de nuevo a principios de la segunda mitad, y se cubrió las orejas y se enfrentó a De Kock. Su cruz fue salvajemente pirateada por Reiziger por un córner.Gascoigne lo flotó, una bola de aspecto inofensivo sin ritmo real. Sheringham subió por encima de Winter y amortiguó un cabezazo hacia la esquina inferior derecha. Pasó inofensivamente junto a Seedorf y el portero Edwin van der Sar. Con De Kock en el otro puesto doblándose en Adams, nadie estaba protegiendo esa parte de la meta. Desde el más elemental de los errores, Inglaterra estaba 2-0 arriba.

Seis minutos después llegó la mejor jugada de Inglaterra en todo el torneo. Después de una cierta interacción con Anderton, Gascoigne jugó un rápido uno-dos con McManaman. El balón de vuelta no fue genial, pero Gascoigne usó el rebote para empujar el balón Unibet más allá de Winter, encogiéndolo de hombros al suelo mientras avanzaba hacia el área de penal. Ciego llegó hasta él, y Gascoigne lo cortó hasta el borde del área.Sheringham estaba esperando y lanzó su brazo derecho como si estuviera a punto de meter el pie en el balón.

Eso hizo que De Kock cruzara para bloquear el tiro. Sheringham abrió sutilmente su cuerpo para dejar que la pelota lo atravesara, y amortiguó una pelota cuadrada sobre la superficie del área que solo estaba pidiendo ser atacada. Shearer, que se había apartado de la jugada cuando la defensa holandesa fue sacada de su posición, intervino para obligar. Van der Sar se lanzó contra Shearer, como un guardaespaldas que recibe una bala por el presidente. Fue un gesto inútil.El disparo de Shearer fue quirúrgicamente preciso, recortando el interior del poste cuando se rompió en la red. Objetivo de oro: Paul Gascoigne para Inglaterra v Escocia (1996) Leer más

Los jugadores huyeron en dos grupos separados; Shearer y Sheringham ordeñaron el momento en un lado del campo, Gascoigne, McManaman e Ince en el otro. La cámara enfocó a Guus Hiddink en el banco, con una expresión facial dividida entre el Unibet espana desconcierto y el miedo. “Inglaterra tiene el control”, dijo Davies. “Y no lo sabe”.

Cinco minutos después cambió al miedo solo. Shearer alcanzó primero un golpe y rebotó a De Kock fuera del camino para controlar el balón. Debió haberse preguntado en qué diablos había entrado. El balón corto de Shearer encontró a Anderton, cuyo disparo se desvió de Blind y fue rechazado por Van der Sar.El primero en reaccionar fue Sheringham, quien se deslizó para introducir el balón en el interior del poste. “¡Ahora vamos a lo increíble!”, Dijo Keegan. Inglaterra había anotado tres veces en 11 minutos y lideraba 4-0.

Inglaterra había tenido menos posesión, menos tiros y esquinas que los holandeses, pero en una breve explosión después del descanso se convirtió en el primer equipo en poner cuatro goles pasados por 21 años. En y alrededor de la explosión catártica de goles de Inglaterra, los holandeses habían perdido sus propias oportunidades de oro. Tres le cayeron a Bergkamp y los extrañaba a todos. Inglaterra estaba en el límite, siempre un buen pase de ser abierto. Los holandeses no pudieron encontrarlo. A medida que las puntuaciones se ponían de pie, Holanda estaba fuera.

McManaman estaba causando estragos, lanzado por una hermosa pelota de Gascoigne que requería que Bergkamp lo persiguiera y lo derribara profundamente en la mitad holandesa.Parecía haber espacio en todas partes, con Sheringham cayendo en él para recibir el balón y hacer que las cosas se movieran. Tenía una mano guía en todo lo que Inglaterra hacía. Otro pase de búsqueda de Sheringham volvió a liberar a McManaman. Su cruz azotada le faltó al pie de Anderton por un quinto gol.

Hiddink recurrió a uno de los ex alumnos de la Ajax Youth Academy para sacar a Holland del hoyo en el que estaba. El Campeonato de Europa debería haber sido el de Patrick Kluivert. torneo, pero 1996 había sido un año turbulento hasta ahora. Kluivert estuvo involucrado en un accidente automovilístico en septiembre de 1995, que mató a una persona e invalidaba permanentemente a otra. Fue declarado culpable de homicidio vehicular y sentenciado a 240 horas de servicio comunitario solo semanas antes del Euro 96, y luego requirió una operación por delante.Holland solo lo había usado como sustituto hasta el momento.

Su impacto fue instantáneo y vital. Bergkamp subió con delicadeza un pase sobre Southgate al que Kluivert se acercó. Rodó la pelota a través de las piernas de Seaman para un gol de consolación que podría mantener a los holandeses en el torneo. Quedaban 11 minutos.

Para cuando Kluivert marcó, Inglaterra había empezado a cerrarse. David Platt tomó el lugar de Ince, un curso de acción obvio dado que Ince no estaba disponible para la siguiente ronda. Shearer y Sheringham, que corrían el riesgo de ser suspendidos si tenían una tarjeta amarilla, fueron eliminados por Nick Barmby y Robbie Fowler. Ambos tenían hambre de involucrarse.Fowler puso un cabezazo por encima del travesaño, y cuando le devolvió un balón a Barmby en la zona, un hombre desesperado y un balón de De Kock podrían haber sido penalizados.

Los últimos minutos pertenecían a un hombre. Cuando Platt entró en la refriega, le dio el balón directamente a Gascoigne. “Vamos, tómalo”, le dijo Platt. “Es tu juego”. Gascoigne había llegado al juego sin sus botas, y tuvo que pedir prestado un par roto de Sheringham en la primera mitad que era una talla y media demasiado grande para él. Ahora, con un calzado más cómodo y localizado para él en el descanso, se burló de los holandeses instigando una sesión de mantener una pelota y dos toques, ¡cada pase robando un olé! de la multitud. El árbitro finalmente llevó el amor a su final. Gascoigne levantó cuatro dedos y señaló el marcador.Holanda 1 Inglaterra 4. “Ha sido una gran noche para los ingleses”, dijo Davies, el eufemismo de la década. En segundo lugar: Rob Smyth dice que el euro 96 no era como suele recordarse Leer más

< “Sorprendió por completo a todos en el suelo y también nos sorprendió aquí”, dijo Jack Charlton. Debajo de Wembley, en los vestuarios de las entrañas del estadio, los jugadores de Inglaterra cantaron Three Lions y se turnaron para arrojarse en el enorme baño comunal.

En las entrevistas iniciales posteriores al partido Venables hizo su mejor esfuerzo para jugarlo, pero no tenía sentido. Mensajes de felicitación inundaron su camino, desde Stanley Matthews hasta John Major. Al día siguiente, la prensa entró en una sobremarcha hiperbólica. The Independent dirigió con el titular “INGLATERRA NOCHE DE RAPTO”.En The Sun Martin Samuel evocó la Batalla de Inglaterra, “¿Nuestra mejor hora? Oh chico, será mejor que lo creas. ”

” Puedo dormir fácilmente ahora “, dijo Venables en los días que siguieron. “Esto hace que valgan la pena todos los años de trabajo arduo, la planificación y la preocupación. Estoy orgulloso, porque vencer a Holanda de esta manera significa mucho para mí “. Parecía a todos. La mayoría de los jugadores de Inglaterra implicados en la noche lo califican como el mejor espectáculo de Inglaterra en el que participaron. La multitud quedó atónita al éxtasis. “Nunca antes lo había conocido así”, dijo Venables de la atmósfera en Wembley. “Ha sido especial, un sentimiento increíble de patriotismo y unidad”.

Diez días habían sacudido al país. El impulso pronto se reúne cuando un equipo acelera.En un editorial dos días después sobre Euro 96, The Guardian señaló: “Ha estallado en la experiencia compartida más grande y contagiosa de los últimos tiempos”. El juego ahora está consagrado en el folclore como una de las mejores actuaciones de la historia de Inglaterra. La mayoría de las personas que lo vieron pueden recordar los objetivos de memoria y buscarlos en un breve video de Internet si necesitan un golpe instantáneo de nostalgia. Todo lo que los holandeses hicieron en el juego ha sido olvidado hace tiempo. “Los castigamos”, dijo Venables en la reseña de fin de año de la BBC When Football Came Home. “No hay dudas al respecto, es agradable decir que eso es lo que hicimos”.

read more: http://xapostar.com/unibet-apuestas-en-vivo